Conoce las partes de una cerradura

A todos nos ha pasado alguna vez que tuvimos que llamar a un cerrajero por una cerradura averiada, pero cuando nos llega el momento de explicar qué es lo que está mal, no sabemos cómo se llama cierta parte de la cerradura. Por eso es buena idea que conozcáis las partes de una cerradura, para que podáis expresarte mejor cada vez que os comuniquéis con un cerrajero o ferretero en el futuro.

Modelos de cerradura

Existen dos tipos de cerradura principalmente:

Las cerraduras para empotrar, las cuales van instaladas dentro de la puerta, la mayor parte del cuerpo de la cerradura queda dentro del espesor de la puerta. Por lo que solo podréis ver por fuera el agujero donde metéis la llave. Son muy populares gracias a su comodidad y seguridad alta.

Las cerraduras de sobreponer, a diferencia del modelo anterior, toda la caja de la cerradura va instalada encima de la puerta, por lo que todo queda a la vista. Son muy seguras pero a algunos no les gusta por su estética.

Hay que destacar que un cerrojo no es lo mismo que una cerradura de sobreponer, aunque también se instalen encima de la puerta. Los cerrojos son generalmente más pequeños y tienen un mecanismo diferente como de cadena o barras de seguridad.

Partes de la cerradura

Hoy en día con tantos modelos de cerraduras, es natural que no todas tengan las mismas partes iguales, Así que os enseñaremos las partes más convencionales que tienen las cerraduras.

Frontal

Esta es la parte que se puede distinguir en el canto de la puerta, donde generalmente veremos una serie de tornillos sujetando al cilindro y la cerradura a la puerta.

Resbalón

Es la pieza que entra y sale de la cerradura cuando giramos o movemos la manilla de la puerta, gracias a esta pieza, es que la puerta se sujeta al marco y se abre cuando bajamos la manilla.

Bulones

También llamadas paletones, estas piezas entran y salen de la cerradura cuando giramos la llave, cuando giramos la llave para cerrar, los bulones salen y cierran la cerradura, y no se pueden meter de nuevo a la cerradura hasta que giremos la llave al sentido contrario.

Bombín

También conocido como cilindro, es la pieza donde se introduce la llave para abrir o cerrar la puerta. Es una de las piezas que podéis reemplazar de la cerradura si se os llega a estropear o dañar. Vienen disponibles en varios modelos como redondos, ovalados y europerfil.

Pomo o manilla

Esta es la parte de la puerta que giramos o bajamos para accionar la cerradura y abrir la puerta, todas las puertas poseen una, tengan o no cerradura.

Cerradero

Es una placa u hoja de metal que está lateral a la cerradura, donde están los bulones y el resbalón de la cerradura.

Bocallave

Esta pieza está presente en las cerraduras sin cilindros o bombines para poder introducir la llave.

Modelos de llaves

Es bueno que también conozcáis los distintos tipos de llave, ya que dependiendo del modelo de éstas, será el tipo de mecanismo que poseerá vuestras cerraduras, por lo que os ayudará a entender un poco más su funcionamiento.

Llaves clásicas

Se refieren a las llaves antiguas para cerraduras de castillos y por el estilo, Eran llaves muy grandes y pesadas, por lo que resultaban algo inconvenientes.

Llaves de serreta

También conocidas como llaves de sierra, son las más ampliamente usadas en la actualidad en las puertas y cerraduras de vuestras casas y negocios. Poseen un borde dentado, con el cual solo podréis abrir la cerradura que le corresponde.

Llaves de seguridad

Este tipo de llaves corresponden a las puertas blindadas, son también muy utilizadas por lo que lo más probable es que ya habéis visto alguna. Tienen bordes rectos con hendiduras en su interior.

Llaves de pompa

Son casi iguales a las llaves de paleta, solo que tienen dos dientes en cada cara de la llave.

Llaves de paleta o paletón

Estas llaves consisten en un cilindro central con un solo diente en el extremo, sirven para abrir las cerraduras de borjas o gorjas. En estas cerraduras solo podéis ver un hueco para introducir la llave, el cilindro no está a simple vista.

Llaves cruciformes

También consta de un cilindro o espiga central, pero tiene varios dientes que se disponen en forma de cruz.

Existen muchos más modelos de llaves, pero éstos son las más usadas y las que os basta con saber y  conocer. Sin embargo, también hay destacar que en el mundo moderno de hoy, las llaves electrónicas en forma de tarjetas, chips, incluso el móvil están ganando más auge en su uso hoy en día para abrir cerraduras electrónicas y digitales.