5 formas de evitar que las cerraduras se atasquen

A todos nos ha pasado que luego de un tiempo las cerraduras se atascan, es un problema bastante molesto, sin mencionar la desesperación de tener una cerradura que no abre. Por lo general esto conlleva un forcejeo, una rabieta y ¡task! La llave se parte y no solucionas el problema. Pero este artículo te brindará algunos consejos prácticos y sencillos para prevenir estos percances.

¿Cómo evitas atascos en la cerraduras con 5 consejos prácticos y sencillos?

En una cerradura que no usas frecuentemente es más común este tipo de problemas, aunque puede pasar hasta en la más usadas de ellas. De una forma u otra, necesitas prevenir los atascos en la casa vacacional, la despensa, el trastero u otros sitios a donde no abres la puerta usualmente.

aplica grasa en cerraduras y llaves

Tan sencillo como eso, si ha empezado el problema y buscas algo de grasa y se lo untas con un pincel a ambos objetos previenes que la cerradura continúe con su proceso y así deje de atascarse. No olvides dar un poco de aceite a las partes que hacen contacto y luego giras la llave para que todos los elementos se engrase. De no tener aceite, puedes usar un poco de grafito, dado que seguramente todos tenemos un lápiz.

Si vuelve a presentar el problema en otra ocasión, repite el proceso con confianza.

untar parafina

Ten a la mano la parafina y un poco de agua caliente.

Primeramente, pasa la llave por el agua caliente y luego por la parafina, una vez hecho introdúcela en la ranura de la cerradura y al hacer contacto al girar puede solucionar los problemas más graves de atascos.

Ten cuidado de quemarte o que le pongas parafina de más a la llave, es solo la parte que queda injerta en la ranura de la cerradura.

Usa el grafito del lápiz

Si tu atasco no es tan grave, por el poder lubricante de la mina de grafito del lápiz puedes solucionar el atasco untándole un poco de grafito a los dientes de la llave y luego accionando el mecanismo de la cerradura haciéndola girar.

Extraer la cerradura

Con esta acción puedes pasar libremente a la vivienda sin problemas de atasco, y aunque es una opción muy usada no es recomendable. El problema es que dejas tu casa a merced de dar entrada a cualquier intruso también y lo primero es la seguridad.

Llamar al cerrajero

Si el problema es muy grave y ninguno de los consejos anteriores te sirvió, lo último que te queda es llamar al cerrajero, aun cuando quisiera ahorra dinero en él, a veces es necesario. Comunícate con tu cerrajero de confianza y pídele un presupuesto para que te brinde su ayuda confiable y especializada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *